Un nuevo caso de empresa que prentende hundir el talento y el empleo por “causas organizativas” y que oculta un aumento de los beneficios a costa de la sanidad pública

    La Multinacional Farmacéutica Japonesa Kyowa Kirin una de las Compañías Farmacéuticas más rentables del sector en España, cuyos ingresos, según su reporte PÚBLICO anual FUE DE 305, 8 BILLONES INGLESES DE Yenes en 2019, y unas expectativas de 327 BILLONES INGLESES para 2020 a nivel mundial, anunciaron a principios de junio, un expediente de despido colectivo que afecta a más del 50% del totalidad de su plantilla en nuestro País.

    26/06/2020.
    Kyowa Kirin

    Kyowa Kirin

    Kyowa Kirin, ha comunicado a sus trabajadores de la filial en España, su propósito de llevar acabo de forma inmediata, una restructuración de la empresa, que supondría el despido de 43 de sus trabajadores y trabajadoras de un total de 83 empleados.

    La Compañía, posicionada como líder en ventas a nivel nacional de opioides, con sus dos productos para el tratamiento del Dolor en pacientes oncológicos Abstral y Pecfent) y con una facturación anual cercana a los 50 Millones de Euros en España, ha decidido, aludiendo razones estratégicas, organizativas y por causas económicas, abandonar la promoción especializada de sus trabajadores para lanzar campañas digitales de promoción del uso de opioides entre los profesionales sanitarios.

    Toda esta nueva estrategia dará paso a la comercialización de medicamentos huérfanos, cuyos tratamientos son mucho más caros y dejarán a la compañía mayores beneficios con menos recursos humanos y con un coste elevado para las arcas públicas de un sistema sanitario que, a la vista de los hechos de los últimos meses, necesita, y mucho, todos esos recursos.

    En la actualidad, y en concreto en España, así como en el resto de la UE, la principal fuente de ingresos procede de la venta de Fentanilos de acción rápida, un opioide para tratar el dolor irruptivo en los pacientes oncológicos.

    Las nuevas líneas de negocio anunciadas por la Compañía como foco principal de su orientación aún están en fases de negociación de precio en el Ministerio de Sanidad.

    Es en este escenario, donde un Equipo especializado, integrado por menos de 40 Profesionales de alta cualificación, llevan años desarrollando una impecable Labor de información técnica para un uso racional de opioides, y para que éstos supongan un alivio en el tratamiento de soporte al paciente oncológico.

    El ERE planteado por la empresa cuya alternativa es la promoción digital, no solo pone en riesgo el empleo de un 53% de la plantilla, sino que promoverá el uso de opioides sin un control por parte de especialistas cualificados que informen, interactúen y hagan seguimiento de los efectos secundarios y el posible abuso de estos fármacos.

    El aumento de la rentabilidad, ya de por sí elevado, y la mala imagen que los opioides han cosechado en los últimos años en los EEUU, donde se han producido importantes demandas judiciales contra los laboratorios comercializadores, debido a las malas prácticas de promoción y uso utilizadas en ese País que ha generado una prescripción y un consumo abusivo, parecen ser los argumentos principales.

    Todas estas decisiones estratégicas, se están tomando sacrificando cientos de puestos de trabajo en toda la Unión Europea.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.